Covid-19 Capítulo XII ¡¡PREVENCIÓN, PREVENCIÓN Y PREVENCIÓN!!!

Tras la vuelta a la actividad de muchas empresas en las que resulta imposible teletrabajar, como las del sector de industria o construcción, debemos más que nunca cumplir con la Ley de Prevención de riesgos laborales para garantizar la salud de los trabajadores.
Por ello, el Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía de buenas prácticas en los centros de trabajo para prevenir los contagios del COVID-19. La guía recoge las medidas más esenciales de higiene y distancia interpersonal para aplicar antes, durante y después de la asistencia al trabajo.

CÓMO DEBE ACTUAR LA EMPRESA ANTE EL CORONAVIRUS?

Las empresas deben evaluar el riesgo de exposición y seguir las recomendaciones tanto de su servicio de prevención como de las autoridades sanitarias para elaborar un plan de actuación frente al coronavirus, que debería, a nuestro juicio, seguir las siguientes fases:

  1.  Poner a disposición de todos los miembros de la plantilla los equipos de protección individuales que se consideren necesarios: mascarillas, guantes, jabón, solución hidroalcohólica, pañuelos desechables y cualquier otro elemento de seguridad que pueda ayudar a minimizar el riego de contagio.
  2. Trasladar a la plantilla toda la información que pueda contribuir al objetivo de prevenir el contagio. De entrada, nos parece muy práctico, si aún no tenemos elaborado un protocolo específico de actuación, poner a disposición de todos los empleados la guía de buenas prácticas publicada por el Ministerio de Sanidad.
  3. Definir un Plan específico de actuación creado por los encargados del servicio de prevención, que contenga:
  •  Planificación de los procesos y tareas para que los trabajadores puedan mantener la distancia interpersonal de aproximadamente dos metros, tanto en la entrada y salida al centro de trabajo como durante la permanencia en el mismo.
  •  Mecanismos de control en la entrada y en las zonas comunes para evitar aglomeraciones, valorando incluso la posibilidad de establecer controles de temperatura en los accesos al centro de trabajo.
  • Facilitar, en la medida de lo posible, el teletrabajo y/o el escalonamiento de horarios o turnos

4. Comunicar de forma fehaciente e informar a toda la empresa de la existencia del plan o protocolo de actuación, de manera que todos los empleados sepan en todo momento cómo deben proceder o actuar.

5. Vigilar, apercibir, o incluso si fuera necesario, sancionar los incumplimientos del plan de actuación. La ley de Prevención de riesgos laborales obliga a las empresas a velar por el cumplimiento de la misma, estableciéndose en caso contrario graves sanciones y consecuencias no sólo en el ámbito laboral o económico, sino incluso de índole penal.

Cómo debe actuar el trabajador?

La ley de Prevención de riesgos laborales también contiene obligaciones para los trabajadores que deben colaborar con el empresario para garantizar unas condiciones de trabajo seguras, para lo cual se deben seguir las siguientes recomendaciones.:

 

 

  1. Estricto cumplimiento del plan o protocolo de actuación elaborado por la empresa.
  2. Uso de los equipos de protección proporcionados por la empresa.
  3. Mantener la distancia interpersonal de 2 metros, evitando aglomeraciones, saludos cercanos y, en la medida de lo posible, el uso compartido de equipos.
  4. Extremar las medidas de higiene en el trabajo con el lavado frecuente de manos.
  5. No acudir al centro de trabajo en caso de presentar cualquier sintomatología (tos, fiebre, dificultad al respirar, etc.) que pudiera estar asociada con el COVID-19, contactando con el teléfono de atención al COVID-19 de la comunidad autónoma.

Somos conscientes de las dificultades que tienen las empresas para conseguir los equipos individuales de protección y que deberán realizar un esfuerzo, a veces casi imposible, para garantizar la salud y seguridad de sus empleados. Pero ahora, coincidiendo con el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, debemos actuar cuanto antes… y PREVENIR, PREVENIR y PREVENIR!!!!
Julio Dorado
Teder Abogados.


El Jurista en Cuarentena Protección de datos frente al Coronavirus

Protección de datos y Coronavirus o ¿ Cómo deben actuar las empresas para garantizar la salud de los trabajadores y proteger sus datos personales?

En este artículo publicado el 22 de abril en el Atlántico Diario, intentamos explicar cual debe ser la actitud de las empresas ante posibles casos de contagio en la plantilla para mantener la salud e higiene de sus trabajadores y no vulnerar la Ley de protección de datos.


El Jurista en Cuarentena Erte y... Concurso de Acreedores?

Las medidas adoptadas por el Gobierno llegan tarde y son insuficientes, A los Erte a los que se han acogido numerosas de empresas pueden suceder un aluvión de Concurso de Acreedores

Las empresas deben actuar rápido y adelantarse a una posible situación de insolvencia definitiva.

Publicado en Atlántico Diario el 17 de Abril de 2020.


Covid-19 Capítulo IX ERTE, y después qué, Concurso de acreedores?.

Qué es el Erte?

Desde que se decretó el estado de alarma, la palabra ERTE se ha convertido junto a coronavirus y pandemia en “trending topic”. Casi todos hemos oído hablar de ella, ¡hasta la Ministra de Trabajo!.

El Expediente de regulación temporal de empleo supone, a grandes rasgos, que las empresas pueden solicitar a la administración pública suspender de manera temporal el contrato de los trabajadores o reducirles su jornada. Durante esta suspensión, será la Seguridad Social la encargada de abonar a los trabajadores el 70% de su salario, sin que la empresa tenga que pagar durante el ERTE las cuotas de la seguridad Social. Siendo muy generosos y haciendo un esfuerzo comprensivo, esto fue que trató de explicarnos la Ministra en su memorable intervención.

¿Que han hecho la mayoría de las empresas que se encontraron de la noche a la mañana con una paralización casi absoluta de la actividad y con un miedo al contagio de sus empleados? Enviar a los trabajadores a sus casas y solicitar un Expediente Temporal de Regulación de Empleo por fuerza mayor.

Así, semanas después, los despachos de abogados estamos encontrando dos escenarios muy distintos:

En primer lugar, las empresas cuyos ERTES han resultado favorables. Estos dan cierto respiro a la empresa en cuanto al ahorro en el gasto laboral, pero no han solucionado la falta de liquidez de los trabajadores que todavía no han cobrado la prestación y sufren para hacer frente a sus gastos cotidianos.

En el polo opuesto están las pymes, que han visto rechazado el ERTE por la autoridad laboral y que se encuentran con la obligación de reincorporar a los trabajadores a un centro de trabajo cerrado o sin actividad, teniendo que abonar el 100% de la nómina a los empleados a los que se les suspendió el contrato y preparando una nueva solicitud de ERTE por causas objetivas; y todo ello con la actividad casi paralizada: “Hemos facturado 0 euros".

Mucho nos tememos que en cualquiera de las dos situaciones, y pese a las medidas adoptadas para minimizar el daño económico, lo que va a suceder es  que después de los Erte, sucederá un aluvión de concurso de acreedores, sobre todo de autónomos, pequeñas y medianas empresas que cuentan con menor liquidez y mayor dificultad para hacer frente a todos sus pagos.

Puede un concurso salvar la empresa?

Llegados a este punto, el mejor consejo que podemos transmitir es, que las posibilidades de salvar la empresa a través de un concurso de acreedores pasan siempre por actuar rápido, anticipándose a la situación de insolvencia definitiva y solicitando el concurso con la antelación suficiente antes de que sea demasiado tarde.


El Jurista en Cuarentena Subsidio para empleadas/os del hogar (Atlántico Diario)

El Jurista en Cuarentena Atlántico Diario 10 de Abril de 2020

 


Empleada del hogar realizando labores de limpieza

Covid-19 Capítulo VIII Subsidio para empleadas/os del hogar

España es el país europeo con mayor número de empleadas/os domésticas; más de 420.000 figuran dados de alta en la Seguridad Social, donde casi todas son mujeres: el 96% y hasta la fecha no podían optar al subsidio por desempleo.

Desde que se decretó el estado de alarma, tanto las familias (empleadores) como las trabajadoras, se preguntaban que podían hacer, pues por una parte entendían que resultaba peligroso seguir trabajando exponiéndose a un posible contagio tanto del trabajador como de los miembros de la familia y por otra, el hecho de cesar la gran mayoría de las actividades, nos ha confinado a todos en casa haciendo menos necesaria la contratación de labores de limpieza, cuidado de menores, ancianos, etc.

Por ello parecía casi obligatorio adoptar medidas para proteger a un sector fundamental para la sociedad, el denominado servicio doméstico. En Real Decreto 11-20 se aprobó un subsidio extraordinario por desempleo para empleadas del hogar al que podrán optar las trabajadoras que hayan dejado de prestar servicios total o parcialmente (despido, cese o reducción de horas), en uno o varios domicilios, a causa de la crisis sanitaria del Covid-19.

En este caso y al igual que en el de los autónomos, el subsidio consiste en el 70% de la base reguladora hasta un máximo equivalente al Salario Mínimo Interprofesional, si se trata de despido o desistimiento, y la parte proporcional, en caso de reducción de la jornada de trabajo.

El subsidio por desempleo para empleadas del hogar tendrá carácter mensual y será retroactivo, es decir que se podrán acoger a él las trabajadoras afectadas desde que se decretó el estado de alarma o desde la fecha de cese o reducción de la actividad. Además, la prestación será compatible con otros ingresos si por ejemplo se sigue prestando servicios en otro domicilio, siempre que la suma de los mismos no supere el Salario mínimo interprofesional.

Para poder optar a la ayuda, las trabajadoras deben tramitar la solicitud ante el S.E.P.E., -www.sepe.es- acompañando una declaración responsable firmada por el empleador, la comunicación por desistimiento, carta de despido, o la baja en la Seguridad Social.

El problema es que, aunque esta medida se aprobó el pasado 31 de marzo, la ayuda todavía no está disponible pues la web del S.E.P.E no ha habilitado aún el formulario para tramitar la solicitud (“el SEPE establecerá el procedimiento para su tramitación en el plazo de un mes.) Esperamos que no se cumpla el plazo que anuncia la web de Servicio Público de Empleo y el formulario se habilite cuanto antes, pues la espera puede llegar a ser eterna.

Julio Dorado

Teder Abogados


El Jurista en Cuarentena Empresarios, trabajadores autónomos, y Yolanda ¡ÁNIMO!. (Atlantico Diario)

Nuevo artículo publicado por Atlántico Diario el día 31 de marzo sobre las medidas adoptadas. Nunca viene mal un mensaje de ánimo.

 

.


Covid-19 Capítulo VII Cancelación de viajes y el Coronavirus.

Si algo estoy aprendiendo en este “encierro” es la lección que me están dando mis hijas Raquel y Elena, que con apenas 12 y 8 años comprenden mucho mejor que yo la necesidad de estar confinados en casa. Hasta han asumido con naturalidad la cancelación del que, para ellas es el mejor viaje del año, el de Semana Santa. “¿Cuánto queda para irnos con nuestras amigas al Algarve?”. Esta frase ha sido la más repetida por ellas desde que empezó el año.

Con el cierre de las fronteras que muchos países han acordado, sobre todo para los viajeros procedentes de España, una de las preguntas que más nos hacéis estos días, es si se puede recuperar fácilmente el dinero íntegro de nuestro viaje.

En el caso de un vuelo cancelado, las compañías aéreas deben devolver el dinero del billete a su pasajero o bien ofrecerle el cambio de fecha del mismo, sin que haya lugar a ningún tipo de indemnización al ser un caso de fuerza mayor.

El problema viene con los llamados viajes combinados. Pensemos, por ejemplo, en los viajes de fin de curso, en intercambios de grupos escolares, en los paquetes turísticos donde se incluyen vuelos y hotel. En estos casos la medida adoptada por el Gobierno en el último Real Decreto ayuda poco, pues lejos de aportar una solución, crea un problema. Así, por una parte, permite al minorista u organizador entregar un “bono” por el mismo importe para ser utilizado en el plazo de un año, pero sí es el consumidor el que solicita la resolución, el minorista u organizador deberá reembolsar el precio abonado por éste. Hasta aquí, todo bien, el consumidor absolutamente protegido ¿verdad? PUES NO, todo lo contrario, ya que el minorista sólo devolverá el dinero si las empresas proveedoras (compañías aéreas, establecimientos hoteleros, empresas turísticas etc.) hubieran reembolsado al minorista la cantidad total o parcial. Esto significa que el consumidor sólo obtendría la devolución de su viaje si el minorista lo recupera, y en el caso de que lo recupere parcialmente, el abono será en la misma proporción.

De este modo, nos encontramos con numerosos problemas trasladados al usuario o consumidor final: ¿Cómo sabemos que el minorista ha recuperado el dinero? ¿por qué tengo que depender de un tercero (aerolínea, hotel) si contraté con la agencia de viajas? ¿Puedo reclamar directamente al hotel o a la compañía si la agencia no me reembolsa? ¿En caso de cancelación del viaje por el coronavirus la agencia también dependerá del hotel o de la compañía aérea para otorgar un bono por un año? Ninguna de estas preguntas pueden responderse a la vista de la nueva medida adoptada, por lo que, a nuestro juicio, perjudica claramente al usuario o consumidor.

Por eso recomendamos a todos los viajeros, en caso de cancelación del viaje por coronavirus:

1º.-Recopilar todos los documentos que justifiquen el abono del viaje y la composición del mismo, Aerolínea, nombre del hotel, así como excursiones contratadas y nombre de las empresas organizadores…

2º.- Proceder cuanto antes, si queremos evitar la compensación por un bono anual, y de forma fehaciente (Burofax, Correo electrónico con acuse de recibo etc.) a cancelar el viaje por motivos de fuerza mayor.

3º.- Encomendarnos al buen hacer y profesionalidad de nuestra Agencia.

4º.- Acudir a los Organismos de protección al consumidor

5º.- Presentar demanda ante los tribunales.

P.D. : Raquel y Elena, gracias por la lección,  os quiero


Covid-19 Capítulo VI Empresarios, trabajadores autónomos, y Yolanda ¡ÁNIMO!

Ayer, en una de esas videoconferencias que suelo hacer y que me retiran, al menos momentáneamente del aislamiento, mi amiga Yolanda me decía: “ ¡Estoy en la tercera fase!, ya pasé la fase de la aceptación, la fase del cabreo y ahora estoy en la fase de la rebeldía, estoy en contra de todo….”

Esta fase de Yolanda coincide con las medidas que ha adoptado el Gobierno para intentar paliar los efectos de la crisis, tanto cualitativos (pérdidas de empleo) como cuantitativos (reducción de retribuciones) y sociales para las personas más necesitadas, causados por esta fuerte y brusca ralentización económica.  

En primer lugar, se permitió a las empresas afectadas ante esta situación poner en marcha Expedientes Reguladores Temporales de Empleo, ERTE. Esto significa que el empresario podrá suspender de manera temporal el contrato de los trabajadores o reducirles su jornada.

Durante el tiempo del ERTE las empresas no tendrán que pagar las cuotas de la Seguridad Social si tienen menos de 50 empleados, y las que superen este número pagarán sólo el 25% de la cuota, comprometiéndose, eso sí, a mantener el empleo de sus trabajadores durante seis meses tras la reanudación de la actividad.

Los empleados afectados por un ERTE a consecuencia de la crisis sanitaria, podrán percibir el paro sin necesidad de haber cotizado el tiempo mínimo exigido. El subsidio recibido durante la crisis no se descontará en el futuro del cálculo del gasto de la prestación por desempleo.

Se buscó facilitar la conciliación familiar ante la necesidad del cuidado de menores y personas mayores o dependientes. Los trabajadores tendrán derecho a una adaptación o reducción de jornada, incluso hasta del 100%. Dicha adaptación de jornada puede incluir un cambio de turno, de funciones, de forma de prestación del trabajo, incluyendo el teletrabajo, o cualquier otro cambio de las condiciones laborales.

Encontramos también medidas adoptadas para combatir la crisis referentes a los autónomos, que podrán obtener una prestación excepcional que durará un mes, o en caso de prolongarse más el estado de alarma, hasta el último día de éste. Para poder optar a esta prestación deberán cesar en su actividad, o que su facturación se vea reducida un 75%. La prestación contará como periodo cotizado y supondrá el 70% de su base reguladora.  Para solicitar este subsidio, tanto las mutuas como el .S.E.P.E han habilitado formularios en sus webs para realizar la gestión de forma telemática.

Y Por último han llegado las tan ansiadas medidas sociales, suspensión de los desahucios hasta 3 meses después de que finalice el estado de alarma, prórroga de los contratos de alquiler, créditos al 0%, ampliación de la moratoria hipotecaria también para los autónomos, prohibición de suspender los servicios de agua, gas o luz, prestación de servicio para las empleadas del hogar, y una renta de 440€ para trabajadores temporales que no puedan optar al desempleo.

Estas medidas adoptadas para combatir la crisis la crisis pretenden paliar el daño económico que ya se está produciendo en la economía empresarial y familiar, y aunque es evidente que quizá llegan tarde, y probablemente sean insuficientes y deban acordarse más medidas económico – laborales; es el momento de aunar esfuerzos entre todos los estamentos sociales, gobierno, empresarios, trabajadores y entidades varias, remando juntos para conseguir revertir la situación y vencer la pandemia.

No será ni fácil, ni rápido ni barato, pero la sociedad española está demostrando ya su solidaridad, determinación y capacidad de lucha y trabajo en equipo, y a buen seguro que entre todos lo conseguiremos, aunque muchos como Yolanda estemos en esa fase de rebeldía desde aquí quiero lanzar ese mensaje de  ¡Animo!


Covid-19 Capítulo V. Testamento en caso de Epidemia

En los días que corren, muchas de nuestras preocupaciones han variado, tanto es así que hasta nos planteamos que pasaría en el peor de los escenarios. Desde que el Gobierno ha decretado el estado de alarma, la libre circulación se ha visto limitada y la mayoría de los servicios se ven restringidos.

Estamos recibiendo numerosas consultas sobre como otorgar testamento en este estado de alarma. El testamento es el acto por el cual una persona dispone, para después de su muerte, de todo o parte de sus bienes. Ahora bien, en las circunstancias actuales, se nos plantea cómo podemos llevar a cabo la formalización de un testamento si no podemos acudir al Notario y qué requisitos son necesarios para su validez.

A finales del siglo XIX las pestes o epidemias  que afectaban a la humanidad eran la plaga, la fiebre amarilla, el tifus o el cólera; por aquel entonces - y por increíble que parezca-  se publicó una de las normas más fundamentales de nuestro ordenamiento jurídico y que a pesar de numerosas reformas sigue a día de hoy vigente  el Código Civil, por eso en su artículo 701 se contiene algo que a día de hoy resulta de rabiosa actualidad, otorgar un testamento en caso de epidemia. Para ello no es necesario la presencia de un Notario, basta que el testador manifieste su voluntad, a poder ser por escrito, en presencia de tres testigos mayores de dieciséis años, ahora bien, este testamento que podríamos denominar especial, tiene un periodo de eficacia de dos meses desde que cesa la epidemia y el testador sobrevive.

Debe también recordarse, que en caso de fallecimiento con este tipo de testamento ha de acudirse, antes de que transcurran tres meses, ante Notario para elevarlo a público y que adquiera validez.

Existen también otras dos posibilidades de otorgar Testamento sin acudir al Notario, el testamento ológrafo (Modelo Testamento ológrafo), en el que el testador mayor de edad redacta de su puño y letra el testamento firmándolo y haciendo constar la fecha; y el fallecimiento sin testamento, situación en la que la ley prevé la adjudicación de la herencia entre los parientes más próximos, por lo que los familiares más directos heredarán a partes iguales y de forma exclusiva siguiendo el siguiente orden: descendientes, en su defecto ascendientes, o cónyuge o colaterales hasta el cuarto grado, finalmente si no existiesen herederos sería la Comunidad Autónoma de Galicia la que se convertiría en heredera.

Julio Dorado


El Jurista en Cuarentena ¡Solo en casa! (Atlántico Diario)

A que edad puedo dejar a mis hijos solos en casa?

Artículo de " El Jurista en cuarentena" publicado en Atlántico Diario y La Región


El Jurista en cuarentena -Puedo dejar de pagar mi hipoteca (Atlántico Diario)

https://www.laregion.es/opinion/autor/5467/julio-dorado-calvino


Covid-19 Capítulo IV ¡PUEDO DEJAR DE PAGAR MI HIPOTECA!

Aplazamiento de la deuda hipotecaria por el Coronavirus

Es más que evidente que la declaración del estado de alarma ha traído consigo una situación económica preocupante debido a la disminución de ingresos de muchos ciudadanos. Todo ello deriva en la dificultad para hacer frente a un pago como el hipotecario. El Consejo de Ministros, consciente de esta situación, ha aprobado una moratoria hipotecaria. El Real Decreto-Ley 8/2020 establece que tal aplazamiento no comporte ningún tipo de gasto adicional como comisiones, intereses o gastos de gestión.

En primer lugar, es necesario aclarar ¿qué es una MORATORIA de hipoteca? Se trata de un aplazamiento de las cuotas del préstamo durante un plazo determinado de tiempo y siempre que exista una situación de vulnerabilidad económica.

Los requisitos para solicitar la moratoria son:

  • Que se trate de la VIVIENDA HABITUAL de un deudor en situación de VULNERABILIDAD económica causada por la crisis del Coronavirus, como estar en situación de desempleo, la reducción de ingresos de la unidad familiar o la pérdida de volumen de ingresos si se trata de empresarios o profesionales.

 

  • Que el conjunto de los ingresos de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, el límite de tres veces el IPREM, es decir que el conjunto de los ingresos de la familia no supere la suma total de 1.613,52 € ,  añadiendo 53,78 € por cada hijo a cargo, de tal manera que una pareja con dos hijos que no trabajen, no podrán acogerse a esta moratoria si sus ingresos superan los 1.721,08 € mensuales. Igualmente se establecen cuantías superiores para personas con discapacidad o situaciones de dependencia.

 

  • Que la emergencia sanitaria haya hecho aumentar el esfuerzo para el pago de la hipoteca, esto es que se haya multiplicado por al menos 1,3 o cuando se haya producido una caída sustancial de las ventas superior al 40% en el caso de profesionales o autónomos.

 

  • Que la cuota hipotecaria más los suministros básicos resulte superior al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de la unidad familiar.

 

Para solicitar la moratoria en el pago de la deuda adjunto remitimos Formulario Solicitud de Moratoria para presentar ante la entidad bancaria.


Covid-19 Capítulo III ¡Que no me sancionen!

Consejos para evitar multas durante el confinamiento.

 

Un niño de cinco años dijo: “TENEMOS QUE QUEDARNOS EN CASA DOS SEMANAS PORQUE SI EL CORONAVIRUS NO VE A NADIE, SE VA”. Parece que todos o casi todos hemos asumido que lo mejor para frenar esta pandemia es no salir de nuestro hogar. #QuédateEnCasa.

Sin embargo, ya todos conocemos que existen excepciones a esa norma, establecidas en el Real Decreto 463 y 465 de 2020 por el cual podemos acudir a nuestro lugar de trabajo, a centros hospitalarios, farmacias, supermercados etc. siempre de manera individual, salvo para las excepciones establecidas, véase acompañar a personas con discapacidad, menores, mayores, o por otra causa justificada, y cualquier otra actividad de análoga naturaleza.

Por otro lado, se han intensificado los controles policiales, auxiliados incluso por el ejército, para hacer cumplir estrictamente la orden de confinamiento, por ello la pregunta que muchos nos hacen es ¿QUE DOCUMENTOS DEBO LLEVAR PARA JUSTIFICAR MI TRASLADO?, pues depende obviamente del traslado que estemos efectuando, así en caso de que se trate de la recogida o entrega de un menor para cumplir el régimen de visitas es conveniente llevar copia de la Sentencia y/o del Convenio regulador , la Autorización o certificado de la empresa (Justificación desplazamiento_COVID-19.); si vamos a nuestro puesto de trabajo, Certificado de I.A.E.  en caso de trabajadores autónomos, conserva el ticket de compra o recetas médicas si hemos acudido a la farmacia o al supermercado, facturas o albaranes de entrega si somos repartidores y en general cualquier documento que sirva de prueba para acreditar el traslado que estamos efectuando, como copia de los billetes de avión y Libro de Familia si vamos a recoger por ejemplo a un hijo que retorna a España, recibos de la luz o copia del D.N.I  que acredite el domicilio de un mayor al que vamos a cuidar etc. etc.

Existen todavía, y a nuestro juicio la modificación del Real Decreto no lo aclara, dudas acerca de si se puede compartir vehículo con compañeros de trabajo. Desde TEDER Abogados damos nuestro  punto de vista basado en la evolución de las medidas, entendiendo que la circulación debe ser individual  y si se realizan traslados de vehículos con trabajadores, o con ocupantes por tratarse de menores o personas mayores o con causa justificada, éstos deberán circular a ser posible en las plazas traseras y provistos de mascarillas.

Se trata en todo caso de un análisis de la situación y normativa imperante. Durante los próximos días se irá conociendo el contenido real de dichas normas, por lo que seguiremos atentos a las novedades para manteneros debidamente informados.

Justificación desplazamiento_COVID-19


Covid-19 Capítulo II. ¡SOLO EN CASA!

Ya llevamos 5 días de encierro decretado por el estado de alarma y cada día nos surgen nuevas dudas motivadas por esta excepcional situación.  Así la limitación de movimiento de las personas que se estableció el pasado sábado 14 de marzo nos dejaba la duda, entre otras, sobre qué hacer con nuestros hijos pequeños , puedo dejarlo solos, si por ejemplo vamos a la farmacia o al supermercado, pues el Real Decreto no especificaba si los menores que se encontraban a nuestro cargo podían acompañarnos o no.

Apenas cuatro días después el Gobierno modificó esta excepcional norma introduciendo en el artículo 7 la prioridad de realizar las actividades permitidas de forma individual salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores, o por otra causa justificada, por lo   que se actualmente se permite que nuestros hijos nos acompañen a realizar estas actividades.

Siguiendo la línea de nuestro anterior post y teniendo claro que debemos interponer siempre el interés de los menores la pregunta que nos surge es: ¿A QUE EDAD PUEDO DEJAR SOLOS A MIS HIJOS EN CASA?  ¿EXISTE UNA EDAD LEGAL?. La respuesta es  NO, ni en el Código Civil  ni en nuestro ordenamiento penal se regula una edad determinada, aunque si se contempla en nuestras Leyes la situación de desamparo y el delito de abandono temporal de menores que puede conllevar condenas tan graves como la prisión y/o pérdidas de tutela o patria potestad de los hijos.

Los expertos, pediatras y psicopedagogos sugieren que entre los 11 y los 14 años los menores pueden comenzar a asumir la responsabilidad de quedarse por un tiempo prudencial solos en casa, sin embargo, habrá que atender siempre al grado de madurez de los menores.

En definitiva y como siempre debe imperar la lógica y el sentido común, por lo que para respondernos a la pregunta de si puedo dejar a mis hijos solos en casa debemos tener claro su autonomía y grado de responsabilidad y ponderar el mismo con el tiempo que vamos a permanecer fuera, si nos vamos a adquirir medicamentos a la Farmacia o a trabajar toda la mañana. En cualquier caso, antes de dejar a un niño solo es conveniente transmitirles una serie de normas e instrucciones básicas sobre qué hacer ante algún imprevisto.


Covid-19 Capítulo I Régimen de Visitas y Coronavirus

¿CÓMO AFRONTAR EL RÉGIMEN DE VISITAS DE LOS MENORES CON LA CRISIS DEL CORONAVIRUS?

En estos días de incertidumbre los progenitores que encuentran su relación con los hijos e hijas menores regulada mediante sentencia de separación, divorcio o adopción de medidas, se encuentran ante la dicotomía de seguir cumpliendo lo establecido en la resolución judicial o priorizar la seguridad de los menores.

El régimen de custodia y de visitas consiste en el derecho-deber de cada uno de los padres a estar con su hijo o hija por el tiempo y modo establecido judicialmente. Por tanto, tiene una doble vertiente, se trata del derecho del progenitor a disfrutar del tiempo establecido con el menor, y deber de éste de tener al menor consigo, siempre y cuando se respete el principio del interés superior de los hijos sobre cualquier interés legítimo que pueda concurrir.

Este interés superior del menor es la premisa máxima a tener en cuenta por todas las instituciones, autoridades administrativas y órganos legislativos, y por supuesto, por los padres, respecto de las medidas concernientes al menor. Esta es, por tanto, la piedra angular que debe guiar a los progenitores en esta situación de crisis sanitaria.

Así es, que el régimen establecido para los menores no se configura como un propio y verdadero derecho del progenitor, sino como un complejo derecho-deber de contenido afectivo y legal, de modo que están condicionados en todo momento a las circunstancias que, en este caso, requieren de la especial atención por parte de ambos progenitores para evitar poner en peligro la salud de sus hijos.

Por tanto, desde TEDER Abogados, aconsejamos a todos los afectados por esta situación seguir cumpliendo con el régimen de visitas establecido aunque en la medida de los posible reduciendo los traslados de los menores hacia el domicilio de un progenitor al del otro, prestar especial atención a los consejos y recomendaciones establecidos por el Gobierno. Dado que el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, en su artículo 7.1 d) permite a las personas circular por las vías públicas para llevar a cabo el cuidado de los menores, aconsejando hacerlo de manera que se haga con la menor frecuencia e implicando al menor número de personas en dichos traslados, siempre y cuando se respeten las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias, por tanto es conveniente llevar siempre copia de la Sentencia de Divorcio o del Convenio Regulador para acreditar el traslado del menor.

Como última recomendación, se deberían evitar los traslados entre diferentes Comunidades Autónomas, o que conlleven un gran riesgo, tanto por distancia como por los medios a emplear en el transporte de los menores, priorizando los desplazamientos en el vehículo privado, evitando el contacto con otras personas durante el mismo. Así mismo, en caso de duda, los progenitores deberán abstenerse de que los menores estén en contacto con grupos de riesgo, o personas que hayan podido estar expuestas al virus.

El Consejo General de Poder Judicial ha señalado " que las medidas adoptadas judicialmente en los procedimientos de familia no quedan afectadas por la regla general de suspensión de plazos y actuaciones procesales durante el estado de alarma" Aunque deberá ser el Juez el que decida en cada caso concreto

Se trata pues, como referíamos al inicio de este post es ser racionales y responsables, ponderar los riesgos, buscando la mejor opción para mantener interés superior del menor.

 

 

 

Carla Baz


EL COMPLIANCE SIGUE RENOVÁNDOSE

Recientemente entró en vigor la ley orgánica 1/2019, por la que se modificó el Código Penal, mediante la cual se amplió la relación de delitos por los que pueden ser responsables penalmente las personas jurídicas, de esta forma vemos que el Compliance sigue renovándose y que no ha caído en el olvido.

De dicha relación de delitos destacamos los siguientes:

  • Delito contra la Hacienda Pública (art 305 y 308 CP): Se incrementa la cuota defraudada para establecer la infracción penal contra la Hacienda de la Unión Europea, pasando de los 50.000 euros a los 100.000 euros para ser considerado delito.

No obstante se reduce el umbral delictivo de 120.000 a 100.000 euros para el delito de fraude de subvenciones (art. 308 CP). Y además, se equiparan las ayudas que concede la Unión Europea con las procedentes de cualquier Administración Pública nacional.

  • Delito de abuso de mercado: se incorporó el artículo 285 CP, que añade el delito de la comunicación ilícita de información privilegiada cuando se ponga en peligro la integridad del mercado o la confianza de los inversores. De esta forma, se va a penar al que posea esa información privilegiada y la revele.
  •  Delito de corrupción en los negocios (art 286 bis CP): se modificó a efectos de incluir en la conducta típica no sólo la solicitud o aceptación de un beneficio o ventaja no justificados, sino también su mero ofrecimiento o promesa de obtenerlo.
  • Delito de cohecho: se añade el artículo 427 D), que hace referencia a cualquier persona que esté ejerciendo una función de servicio público que consista en la gestión, de intereses financieros de la Unión Europea o en tomar decisiones sobre esos intereses.
  • Delito de malversación (art 435.5º CP): se amplía la responsabilidad de las personas jurídicas para todos los delitos de malversación por lo que las empresas podrán ser condenadas por administración desleal o apropiación indebida del patrimonio público.
  • Delito de falsificación de moneda (art 386 y 387 CP): se eleva la protección contra la falsificación de la moneda a las fases previas a su puesta oficial en circulación. Así como también se amplió, la protección del euro y de cualquier moneda extranjera cuando la falsificación de la moneda afecte en general a las fronteras de la Unión Europea.
  • Delito de tráfico de órganos humanos (art 156 bis CP): se reforma dicho artículo en lo relativo al régimen de prevención y persecución del delito.
  • Delito de lucha contra el terrorismo (art 580 bis CP): se modifica el citado precepto ampliándose los tipos delictivos no sólo a la financiación del terrorismo si no a cualquier delito relacionado con el mismo.

Resulta claro que el legislador, tanto de la Unión Europea como a nivel nacional, continúa ampliando la responsabilidad penal de las personas jurídicas lo que implica la necesidad de las empresas de realizar una actualización y reevaluación de sus sistemas de cumplimiento normativo interno (Compliance- actualización y verificación periódica).

Julio Dorado